Poema Aída de Eugenio Martínez Orantes




1 March 2016 Poema Aída de Eugenio Martínez Orantes

La primera brasa que tuve
se llamaba Aída.
Tenía el pelo alegre
como un trigal sembrado en una perla,
y unos ojos de fiesta donde el cielo
nacía diariamente.

(Ella fué la culpable de que yo empezara
a escribir garabatos sobre las espaldas
de lejanas estrellas)
…los dos éramos hijos de mecánicos,
los dos éramos hijos
de esa clase de hombres sudorosos
que aman la paz y aman el trabajo
y que al acariciar manchan de grasa.

La primera brasa que tuve
se llamaba Aída.
Los dos creíamos
que la vida era
un juego azul carente de final,
…Yo recuerdo que nunca nos pusimos
a pensar en la guerra y en sus muertos
ni en los países grandes que conservan
sus deudos con cañones y con tanques.
Nunca hablamos de eso. Ni del hambre
que roe y que taladra los estómagos
y aúlla en las esquinas de los barrios.
Los dos éramos niños todavía.
Ella fué un liriosol entre mis manos,
un venado de fuego saltando por mi frente
un canarioazucena
bañando mi costado de músicaperfume.

Han pasado los años.
Aída es una flecha cruzando mi recuerdo.
Yo estoy como los árboles:
enraizado a la tierra,
frente a los huracanes,
con los brazos cubiertos de frutos
y de trinos;
esperando el fulgor de un nuevo día.


Poema Aída de Eugenio Martínez Orantes



Poemas de amor, de familia, amistad, infantiles, religiosos y más. Cientos de autores y su mejor obra escrita.

Poema Aída de Eugenio Martínez Orantes

En Poemas Corazón encuentras la mejor selección de poemas, poesía, fábulas, prosas, versos y escritos de tus poetas favoritos. No dejes de visitar los artículos relacionados, donde podrás endulzarte con estupendos poemas de amor, infantiles, para la familia, de amistad, religiosos, y muchos más.

Poema Aída de Eugenio Martínez Orantes



Sin Comentarios

Add a Comment

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.